Las oficinas de Zulueta se realizaron utilizando una paleta de colores de tonos beige, grisáceos y cremas, contribuyendo a generar un look calmo y serio, con contemporaneidad, pero preservando los valores y esencia característicos de un negocio aduanero  de larga data, prestigio y tradición